Logo800

Hay oposición a propuesta de Macron sobre envío de tropas a Ucrania

Alemania, Reino Unido, España y otros aliados europeos de Kiev se opusieron este martes al envío de tropas occidentales a Ucrania, una idea lanzada por el presidente francés, Emmanuel Macron.

Sus declaraciones al término de una reunión de líderes europeos en París generaron un sismo en Europa, que obligó al resto de países a posicionarse y provocó una advertencia por parte de la presidencia rusa.

“No le conviene para nada a esos países”, declaró el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, para quien el simple hecho de plantear esa posibilidad supone “un nuevo elemento muy importante” en el conflicto.

El lunes, Macron organizó una conferencia de aliados occidentales de Kiev en París para recabar un mayor apoyo para Ucrania, cuando su guerra para repeler la invasión rusa entró en su tercer año y disminuyen sus reservas de municiones.

Moscú reivindicó este martes la ocupación de otro pueblo ucraniano cerca de Avdiivka, una ciudad del frente oriental que tomó a inicios de febrero tras una larga batalla, y afirmó haber destruido un tanque estadounidense Abrams en el este de Ucrania.

La postura de Vladimir Putin se está “fortaleciendo” en el frente de Ucrania y a nivel interno, advirtió la víspera Macron, para quien su “derrota” es “indispensable para la seguridad” en Europa.

– “No habrá soldados” –

Macron rechazó dar más detalles sobre la posición de Francia, citando la necesidad de una “ambigüedad estratégica” pero diciendo que la cuestión de enviar tropas formaba parte de las diferentes “opciones”.

El primer ministro eslovaco, Robert Fico, cuyos detractores lo consideran cercano a Moscú, dijo tras la reunión que no había un consenso sobre este aspecto, pero que había países “dispuestos a enviar sus propios soldados a Ucrania”.

Pero muchos de los aliados europeos de Kiev negaron este martes esa posibilidad. “No habrá soldados en suelo ucraniano enviados allí por países europeos o países de la OTAN”, dijo a la prensa el jefe del gobierno alemán, Olaf Scholz.

El ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, aseguró que fue “una propuesta de reflexión del presidente Macron, que aparentemente nadie siguió” el lunes.

“No estamos de acuerdo” con la idea de un eventual despliegue de tropas europeas, corroboró la vocera del gobierno español, Pilar Alegría. El gobierno italiano dijo igualmente que el apoyo a Ucrania no prevé el envío de tropas y Reino Unido no planea un “despliegue a gran escala” de tropas en Ucrania, abundó un portavoz del gobierno.

La OTAN y sus miembros “aportan una ayuda sin precedentes a Ucrania. Lo hemos hecho desde 2014 (…) Pero no hay planes de enviar tropas de combate al terreno en Ucrania”, precisó un funcionario de la alianza militar.

Suecia, Polonia y República Checa se pronunciaron en la misma línea.

Para Moscú, la presencia de tropas de países miembros de la OTAN volvería “inevitable” una confrontación directa entre Rusia y la Alianza Atlántica.

Las declaraciones de Macron generaron también malestar en su propio país, donde la oposición unida contra la “locura” de enviar tropas forzó la celebración de un debate parlamentario sobre el apoyo a Ucrania.

– “Actitud más agresiva” –

Para Rym Momtaz, investigadora del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), “no se está hablando de soldados en primera línea de combate, sino de actividades específicas lejos del frente”.

Durante la rueda de prensa, Macron habló de cinco ámbitos prioritarios: desminado, seguridad de países vecinos como Moldavia, la lucha contra los ciberataques, apoyo a Ucrania en su frontera con Bielorrusia con fuerzas no militares y fabricación de armamento.

El presidente francés busca presentarse como adalid europeo de la causa ucraniana, ante una “actitud más agresiva” de Rusia a nivel general, como demostraría, en su opinión, la muerte en prisión el 16 de febrero de Alexéi Navalni, el principal opositor a Putin.

Los aliados occidentales de Ucrania sí se mostraron de acuerdo en “hacer más y más rápido” respecto al envío de armamento, por lo que acordaron crear una nueva coalición para suministrar a Ucrania “misiles y bombas de medio y largo alcance”.

El primer ministro checo, Petr Fiala, afirmó además que existe un “gran apoyo” a una iniciativa para ayudar a Ucrania a comprar municiones fuera de la Unión Europea.

En paralelo a la conferencia de París, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, reprochó a la UE que solo había suministrado un 30% del millón de proyectiles de artillería que les había prometido.

Cada vez hay más dudas sobre la viabilidad del apoyo a largo plazo de Estados Unidos a Ucrania, especialmente ante la posibilidad de un regreso de Donald Trump a la Casa Blanca y cuando un nuevo paquete de ayuda sigue bloqueado en el Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio