Logo800

Joel admite la muerte de Odalys en mensajes que envió al oficial de Policía

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Telegram
Email
Imprimir

Joel Sebastián Pérez González, mediante un mensaje al oficial de policía José María AS, admitió que Odalys Ivannia Vaquiata Quispe está muerta. Según el informe de la patrulla cibernética que revisó al celular del efectivo policial, este se encuentra detenido por estar involucrado en la desaparición de la joven madre.

“Se pudo obtener conversaciones escritas y audios donde se hace seguimiento a las investigaciones y proceso en contra del señor Joel Sebastián Pérez Gonzales, el número de celular  donde se escucha en el lenguaje policial, que la víctima se habría suicidado, que estaría 210 (persona fallecida en clave policial)”, señala el documento al que tuvo acceso La Prensa

El número de celular pertenece a Joel Sebastián, quien se comunicó con su amigo “oficial” de la Policía y le pidió indagar, “qué policías estaban investigando el presente caso. Incluso le pide que averigüe los nombres de los policías que están avanzando en la búsqueda y rastrillaje. Que el investigador asignado es un pelotudo”, indica la imputación de la Fiscalía.

Odalys Vaquiata, de 28 años salió de su casa y realizó un viaje con su novio a la comunidad de Tocaña, ubicada en el municipio de Coroico de la provincia Nor Yungas del departamento de La Paz, el sábado 30 de marzo. Según la declaración de Joel, al final de la tarde, cuando retornaban, tuvieron una discusión y la joven decidió bajar del vehículo, y desde entonces ya no se supo más de ella.

Joel, luego de prestar su declaración informativa, fue aprehendido por ser el principal sospechoso de la desaparición de Odalys. Según el informe del investigador, la información que dio el acusado fue “vaga (imprecisa)” y no “guardan relación”, por lo que fue necesario obtener el flujo de llamadas del celular del novio, el cual pertenece a la empresa Tigo.

La primera llamada que hizo fue a un número de celular que pertenece al oficial de policía. “A horas 01:35 am con una duración de 75 segundos, luego a horas 01:23 am con una duración de 33 segundos, una tercera llamada a horas 01:48 con una duración de 19 segundos, todas estas llamadas han sido en fecha 31 de marzo de 2024”, señala en otra parte del escrito.

Según la declaración informativa del policía, las llamadas de Joel fueron “puras incoherencias” y en los mensajes que le envió relató la discusión con su enamorada y que se encontraba en Yolosita, “que la joven o señora no estaría en el vehículo”.

El padre de Joel se comunicó con José María A.S. para que le recomendara a algún abogado para la defensa de su hijo. El policía le dio el nombre y el número del abogado Junior. Cuando el investigador le pregunta “¿Qué tiene que manifestar usted con relación a la versión vertida sobre ‘la mano amiga en Fiscalía’ cuando sostiene una conversación con el usuario Junior?”. “Ninguna” fue la respuesta que dio el oficial.

“¿Por qué refieren ustedes, en la conversación que mantienen con el usuario Junior de manera textual, ‘qué la mina (Odalys) se habría suicidado, haciendo uso del término 210?”.

“No recuerdo”, le respondió al investigador.

Joel fue puesto ante una autoridad jurisdiccional, que determinó enviarlo con detención preventiva al centro de Rehabilitación de Qalahuma por cuatro meses, por el delito de trata y tráfico de personas, por ser el principal sospechoso de la desaparición de su novia.

Otra de las preguntas fue: “manifieste usted a qué se refiere el usuario Junior cuando dijo que la juez a regañadientes dio detención preventiva a Joel en Qalahuma”.

“Son mensajes a los que no tomé importancia”, fue la respuesta al investigador.

Actualmente, el caso se encuentra en reserva. (La Prensa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio