Logo800

Disponen detención preventiva para siete implicados de integrar una red internacional de trata y tráfico de personas en Bolivia

La Fiscalía prepara la imputación para otras dos personas, señalados de transportar a casi una veintena de ciudadanos venezolanos, hasta la zona fronteriza de Pisiga. La banda operaba en las fronteras con Perú y Chile.

En una audiencia de medidas cautelares que se llevó a cabo este viernes 29 de septiembre, el Juzgado de Instrucción Tercero en lo Penal de Oruro dispuso que siete personas, señalados de integrar una red internacional de trata y tráfico de personas que operaba en Bolivia, sean enviados a la cárcel con detención preventiva por el plazo de 30 días.

Aldo Morales, fiscal departamental de Oruro, informó que la juez Lourdes Huanca determinó que cuatro varones sean enviados a la cárcel de San Pedro, mientras que tres mujeres, pasen a la cárcel La Merced, ubicada en la misma ciudad, acusados por el delito de trata y tráfico de personas.

“Se remitieron los actuados al juez correspondiente, se pudo probar la autoría de los mismos y la juez al verificar estos extremos dispuso la detención preventiva por el lapso de un mes a objeto que se complementen las tareas investigativas pertinentes”, afirmó Morales.

Respecto a las otras dos personas aprehendidas que fueron señalados de transportar a 18 ciudadanos venezolanos desde La Paz a Pisiga, el fiscal dijo que se preparó una segunda imputación, además del delito de trata y tráfico, del cual se espera su resolución.

Un total de 9 personas fueron aprehendidas en la víspera en la localidad de Pisiga, en Oruro, después de un intenso operativo que se llevó a cabo por parte de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y el Ministerio Público, en coordinación con la Fiscalía de Chile.

Fueron las autoridades del vecino país que alertaron a sus pares en Bolivia de esta organización trasnacional que captaban personas, principalmente extranjeros, en zonas fronterizas como Desaguadero y Pisiga, para que sean trasladados por pasos no autorizados a Chile y Perú.

La investigación arrojó que esta banda, conformada por algunos venezolanos, trabajaba con algunos sectores para transportar a los migrantes a quienes cobraba altas sumas de dinero desde los $us. 1.000.

La Policía halló en posesión de esta organización y de “Mónica”, apuntada como la líder, celulares, documentación y varios vehículos. Al menos 20 migrantes fueron rescatados en este operativo. 

FUENTE: EL DEBER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio