Logo800

Greenpeace: vertido de Fukushima “ignora la evidencia científica”

La ONG ecologista Greenpeace criticó el anuncio del Ejecutivo japonés de que comenzará el próximo 24 de agosto el vertido del agua tratada de la accidentada central nuclear de Fukushima al océano Pacífico.

“Viola los derechos humanos de las comunidades en Japón y la región del Pacífico y no cumple con el derecho marítimo internacional. Lo que es más importante, ignora las preocupaciones de su pueblo, incluidos los pescadores”, publicó Greenpeace en un comunicado.

La protesta de la ONG se produce después de que el Gobierno y la empresa propietaria de la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), dijeran que han comprobado “la seguridad” del vertido y por ello decidieran comenzar esta semana con el mismo, según dijo el primer ministro nipón, Fumio Kishida, tras una reunión con los ministerios involucrados en la gestión del desastre atómico.

“Estamos profundamente decepcionados e indignados por el anuncio del Gobierno japonés de liberar al océano agua que contiene sustancias radiactivas y a pesar de las preocupaciones expresadas por los pescadores, los ciudadanos, los residentes de Fukushima y la comunidad internacional”, dijo Hisayo Takada, director de proyectos de Greenpeace Japón, en el texto de la organización.

Un “fallo” y un “mito”

La ONG considera también que el actual sistema para limpiar el agua que será vertida, conocido como ALPS, es un “fallo” y que se trata de un “mito” que este agua deba ser vertida al océano con el fin de desmantelar la central, además de reclamar un “debate honesto” sobre el mismo.

El líquido que se va a verter se compone del agua contaminada durante el proceso de enfriamiento de los reactores dañados y el combustible fundido a raíz del accidente nuclear desencadenado por el terremoto y tsunami de marzo de 2011, así como de filtraciones de agua de lluvia en las instalaciones durante estos más de diez años.

Esta agua se ha estado almacenando en tanques tras someterse a un exhaustivo procesamiento para eliminar la mayoría de los elementos radiactivos, pero los recipientes y el espacio de almacenamiento físico en las instalaciones está llegando a su límite.

La “menos mala” de las opciones

Consultado por la agencia de noticias EFE, el experto nuclear español Luis Echávarri consideró que este vertido es la “menos mala” de las opciones, y destacó que la seguridad de la medida viene respaldada por un “informe exhaustivo e independiente” del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Pescadores japoneses y países vecinos, preocupados

La comunidad pesquera del país, y en especial los pescadores locales de Fukushima, han venido mostrando su rechazo a la iniciativa, por el nuevo golpe que el vertido supondrá para la reputación de las capturas de la zona, ya lastradas por las consecuencias de la crisis nuclear.

“El océano es propiedad común de toda la humanidad, no un lugar para que Japón arroje arbitrariamente agua contaminada con armas nucleares”, reaccionó el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin, añadiendo que Pekín tomará “las medidas necesarias para salvaguardar el ambiente marino, la seguridad alimentaria y la salud pública”.

“La seguridad alimentaria y la salud pública en Hong Kong son las principales prioridades del gobierno”, había escrito ya en Facebook John Lee, líder del Ejecutivo de Hong Kong, zona de administración especial china.

“He dado instrucciones (…) a los ministerios pertinentes para que activen de inmediato las medidas de control de las importaciones para proteger la seguridad alimentaria y la salud pública en Hong Kong”, añadió.

FUENTE: DEUTSCHE WELLE

Leer más: Greenpeace: vertido de Fukushima “ignora la evidencia científica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio