Logo800

Debido a que un organismo internacional suspende la venta de pasajes aéreos en bolivianos, los viajeros deberán pagar boletos en dólares

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Telegram
Email
Imprimir

FOTO: ERBOL

La escasez de dólares comienza a afectar al sector aeronáutico. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) anunció la suspensión temporal del servicio de conversión de moneda en Bolivia, a partir del 20 de junio de 2024.

“Debido a las actuales condiciones del mercado (por la escasez de dólares), el Banco Nacional de Bolivia (BNB), encargado de las ventas para BSP y CASS, dejará de aceptar pagos en bolivianos (BOB) para la liquidación de ventas del BSP en dólares estadounidenses (USD). Este cambio estará vigente hasta nuevo aviso”, señala la entidad internacional.

¿Qué es el BSP y el CASS?

El Billing and Settlement Plan (BSP) es un sistema diseñado por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) para facilitar y simplificar el proceso de venta, reporte y liquidación de los billetes de avión emitidos por agencias de viajes autorizadas.

Mientras que el Cargo Accounts Settlement Systems (CASS) es un sistema similar al BSP, pero enfocado en el transporte de carga aérea.

¿Cómo afecta al viajero?

Las personas que desean viajar deberán pagar en dólares el costo de los pasajes, cuando antes los realizaban en bolivianos al equivalente en la moneda extranjera a la entidad financiera, que se encargaba de realizar la conversión.

No obstante, la escasez de dólares ha afectado incluso las operaciones electrónicas y giros porque los bancos no cuentan con suficientes divisas para realizar la conversión en las operaciones.

En su comunicado, el IATA sostiene que a partir de la fecha mencionada, el BNB solo aceptará pagos en dólares para la liquidación de ventas del BSP en dicha moneda. Los pagos deberán realizarse a la cuenta bancaria indicada (cuenta 1900492983 BSP IATA USD).

Las transacciones que se realicen en bolivianos para las ventas del BSP seguirán operando normalmente, sin cambios en el proceso actual.

Bolivia vive actualmente una escasez de dólares, lo que ha generado que varios sectores incrementen sus costos y eleven sus precios. Por ejemplo, los insumos para la producción de tomate (que se compran en dólares) subieron de precio.

Y a esto se suma las fuertes heladas que hizo que el kilo de tomate se disparé a 15 bolivianos, cuando antes el costo rondaba entre Bs 2,5 y Bs 5.
Varios sectores y analistas hablan de crisis, pero el presidente Luis Arce Catacora, en varias oportunidades negó esta situación.

(EL DEBER)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio