Logo800

Santa Cruz con brote de Coqueluche

Julio César Koca, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), confirmó que ya son siete los municipios que han reportado casos de coqueluche en el departamento de Santa Cruz. A la fecha, hay una niña en terapia intensiva por esta enfermedad. 

“Hay siete municipios que reportan esta enfermedad en Santa Cruz”, remarcó el director a tiempo de detallar que, para evitar que el cuadro clínico en el paciente se agrave, se recomienda recibir la vacuna a los 2, 4 y 6 meses de edad.  “Luego a los 2 años y la última dosis entre los 4 y 5 años”, apuntó Koca. 

Recordó que el coqueluche es una enfermedad bacteriana y necesita refuerzo, en algunos países incluso después de los 5 años recomiendan otra dosis de refuerzo. 

De acuerdo con la explicación del director del Sedes, esta enfermedad no evoluciona de la misma manera en los adultos; éstos en realidad se convierten en reservorios. 

Sin embargo, cuando estas personas adultas enferman y están con algún tipo se producen los contagios. “Por eso es recomendable que los adultos acudan al médico para recibir el antibiótico respectivo“, apuntó. 

Llamo a la reflexión, los más afectados por coqueluche son los menores de dos años de edad“, alertó. 

Una pequeña está en terapia 

El coqueluche se sigue expandiendo en Santa Cruz, hay 40 casos activos, 16 son menores de dos años y un bebé de solo diez meses de edad se encuentra en terapia intensiva por complicaciones.

En lo que va del año, esta enfermedad se ha cobrado la vida de dos niños. El último deceso se registró hace una semana y la madre de esta pequeña pide mejorar la atención en los centros hospitalarios.

Lamenta que el coqueluche apagó la vida de Franciely, su hija de apenas 40 días de nacida. Llegó a este mundo el 1 de junio y todo marchaba bien hasta que un día, antes de cumplir su primer mes, comenzó con la tos y su madre la llevó de inmediato al centro de salud, donde le indicaron que debía hacer nebulización por tres días, recomendación que siguió al pie de la letra, pero al tercer día de tratamiento la salud de la bebita se complicó.

La pequeña Franciely era la última de los seis hijos de Guillermina García y Franklin Frey, dos de los cuales también presentaron los síntomas. Cuando enfermó la bebé, la familia desconocía que sus hijos tenían coqueluche. Ahora se quedaron con cinco de sus hijos (17, 14, 12, 9 y 7), por los que luchan para que no enfermen con este mal.

Fuente: El Deber


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio