Logo800

Ataque aéreo de Israel mata a tres hijos y tres nietos del líder de Hamas, Ismail Haniya, en Gaza

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Telegram
Email
Imprimir

FOTO: LA VANGUARDIA

Hazem, Amir y Mohamed, tres de los 13 hijos del líder de Hamas, Ismail Haniyah, han muerto en un ataque aéreo israelí contra su coche, que circulaba por el campo de refugiados de Shati. El dirigente del grupo islamista, que nació hace 61 años en esta zona situada en el norte de la Franja de Gaza, fue informado en Qatar, donde vive desde hace varios años, que el misil del dron también mató a tres nietos suyos.

El Ejército israelí confirmó el ataque y señaló que los tres hijos de Haniyah eran “un comandante de una célula (Amir) y dos operativos (Mohamed y Hazem) del brazo armado del grupo terrorista Hamas”. En su comunicado por la tarde y en referencia a los nietos, señaló ser “consciente de las denuncias de que otros familiares de Haniyah resultaron heridos, entre ellos un menor. Esta información no ha sido verificada por el Ejército”. El primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Defensa, Yoav Gallantno fueron informados con antelación según el Canal 11 que, citando fuentes militares, afirma que uno de los hijos muertos en Shati estuvo involucrado en la retención de secuestrados israelíes.

“Agradezco a Alá el honor que me ha dado. Mis hijos han muerto como mártires en el camino de la liberación de Jerusalén y Al Aqsa. Su sangre aumentará nuestra determinación y nuestra adherencia a la tierra”, reaccionó Haniyah. Consciente también que en los últimos años es acusado de “hacerse rico y vivir en un hotel de lujo en Qatar” y no con la sufrida población gazatí, destacó que su familia cuenta con aproximadamente “60 mártires”. En una entrevista a la cadena catarí Al Yazira en Doha, donde vive también su hijo mayor, declaró que “todo el pueblo palestino y las familias en la Franja de Gaza pagan un alto precio y yo también”.

“Con la sangre de los mártires, las heridas de los heridos y el dolor, creamos esperanzas, libertad e independencia para nuestro pueblo, nuestra causa y nuestra nación”, añadió Haniyah que por la noche recibió las condolencias del presidente de Irán, Ebrahim Raisi, tras lo que éste llamó “demente acción del brutal régimen sionista”. Hace dos semanas, los dos dirigentes mantuvieron una reunión en Teherán en la que Raisi reiteró su apoyo a Hamas, Gaza y los palestinos.

Como líder de Hamas en el exterior desde 2017, cuando tomó el relevo de Jaled Meshal, Haniyah es muy importante en la toma de decisiones políticas a nivel regional (por ejemplo en las estrechas relaciones con Irán, Turquía o Qatar) pero es Yahia Sinwar, líder del grupo que controla la Franja de Gaza desde 2007, quien tiene la última palabra sobre este enclave palestino, la guerra y las negociaciones de una tregua que ponga fin a la ofensiva que Israel lanzó en respuesta al ataque yihadista del pasado 7 de octubre.

Haniyah tiene un papel clave en todo lo que se refiere a la presión que Qatar puede ejercer sobre la milicia en un momento clave de la negociación, cuando todos esperan la respuesta de Hamas a la nueva propuesta de alto el fuego presentada por el director de la CIA, Bill Burns, el pasado domingo en El Cairo. “Nuestras demandas son claras y específicas y no haremos concesiones sobre ellas. El enemigo se desilusionará si piensa que atacar a mis hijos, que han recibido el honor de ser mártires, en el clímax de las negociaciones y antes de que el movimiento envíe su respuesta, empujará a Hamás a cambiar su posición”, respondió Haniyah que acusó a Israel de actuar “impulsado por el espíritu de venganza de asesinato y el derramamiento de sangre sin respetar ninguna ley”.

EL FIN DEL RAMADÁN

El ministerio de Sanidad de Gaza controlado por Hamas indica que más de 33.400 palestinos murieron en la ofensiva israelí que este jueves llega a su 188 días coincidiendo con Eid al Fitr. La tradicional festividad familiar y social, que marca el final del ramadán, se inició en la Franja de Gaza bajo los devastadores efectos de la guerra.

Aunque ha retirado la mayoría de sus soldados del castigado enclave palestino, el Ejército israelí sigue realizando ataques aéreos contra todo lo que considera objetivos de Hamas. Según los analistas locales, no sólo para “continuar el objetivo de desmantelar al grupo terrorista sino también para presionarle en la mesa de negociación”. Otra arma de presión podría ser anunciar diariamente una ofensiva en Rafah.

Junto a Sinwar y al jefe del brazo armado, Mohamed Deif, Haniyah figura en lo más alto de la lista de “más buscados” por Israel con motivo del mayor ataque que sufrió en su historia (1200 muertos y 253 secuestrados). Pero a diferencia de los otros dos en la Franja de Gaza, Haniyah se siente más seguro en Qatar ya que cree, con o sin razón, que el Mosad no se atreverá a matarle mientras está en el territorio de un país que ejerce de mediador, junto a EEUU y Egipto, para la tregua y la liberación de rehenes.

Israel está a la tensa espera de dos hechos de trascendencia y al parecer inminentes que pueden derivar en una tregua o una guerra regional. Por un lado, la respuesta de Hamas a la propuesta del alto el fuego. Según diversas fuentes, será negativa al considerar que no responde a sus exigencias encabezadas por lograr una tregua definitiva y no solo seis semanas en la que debería liberar a 40 de los 133 israelíes aún en cautiverio en Gaza.

Por otro lado, la represalia prometida por Irán a la muerte de siete oficiales de la Guardia Revolucionaria en un ataque israelí en Damasco hace 10 días. “El régimen del mal cometió un error y debe ser castigado, y lo será”, escribió el líder supremo iraní Ali Jamenei en la red X repitiendo el mensaje pronunciado en el discurso de la celebración del fin del Ramadán. El ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, le respondió en persa: “Si Irán ataca desde su propio territorio, Israel responderá y atacará en Irán”.

Ya en hebreo y tras reunirse con responsables militares de Operaciones e Inteligencia ante el posible golpe iraní, Gallant avisó: “Cualquier enemigo que intente atacarnos, se encontrará en primer lugar con una defensa muy fuerte”. En una visita a una batería antiaérea de Cúpula de Hierro, envió un mensaje a Irán: “También sabremos reaccionar de forma rápida con una rotunda acción de ataque en el territorio de quien ataque nuestro territorio y no importa quien sea en Oriente Próximo”.

(EL MUNDO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio