Logo800

Análisis: Clima de tensión entre Venezuela y Guyana por el Esequibo

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Telegram
Email
Imprimir

Alarma en Sudamérica. El presidente Nicolás Maduro abre frente de disputa al reclamar a Guyana el Esequibo, una zona rica en recursos naturales como el petróleo, expresa a RTP Mundo la analista en temas internacionales, Angélica Coca, quien remarca que esta disputa territorial es centenaria y ahora cobra más relevancia por un tema patriótico y electoral.

“Ya hay movimiento militar. Este conflicto es bastante antiguo. Incluso el presidente de Brasil, Lula dijo que no necesitamos un conflicto en la región”, expresó Coca al remarcar que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, provoca un clima de tensión, aunque espera que ese lío no crezca. La especialista acotó que la reivindicación venezolana se intensificó desde 2015, cuando ExxonMobil descubrió petróleo.

Coca reiteró que Maduro tiene especial interés en Guyana por su potencial petrolero, que dejan a Guyana con reservas de crudo equiparables a las de Kuwait, y también porque es una oportunidad para que el tema Esequipo le sume apoyo político. Aunque dijo que pese al referéndum donde los venezolanos aceptaron anexar esa región, saltaron dudas sobre las cifras de esa consulta que se realizó el 3 de diciembre, y en el que, supuestamente, 10, 5 millones de los votantes respaldó la idea de “no reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia” (CIJ) en esa controversia territorial, la cual está siendo dirimida en ese tribunal desde 2018.

Venezuela sostiene que fue víctima de una conspiración de robo de tierras en 1899, cuando Guyana era una colonia británica y árbitros de Reino Unido, Rusia y Estados Unidos decidieron la frontera. El gobierno estadounidense representó a Venezuela en parte porque había roto la relación diplomática con Londres. Guyana afirma que el acuerdo inicial es legal y vinculante y en 2018 pidió al máximo tribunal de Naciones Unidas que se pronuncie en ese sentido, pero la decisión podría demorarse años.

En 2015, un consorcio liderado por ExxonMobil descubrió importantes yacimientos de petróleo frente a la costa de Esequibo, lo que despertó el interés de Venezuela, cuyo compromiso con el reclamo territorial ha fluctuado a lo largo de los años. El consorcio comenzó a extraer petróleo en diciembre de 2019, convirtiendo a Guyana, una nación mayoritariamente agrícola, en el cuarto productor mundial de crudo en alta mar. Estas operaciones generan alrededor de 1.000 millones de dólares anuales para el empobrecido país de casi 800.000 habitantes, que ha visto como su economía se expandía casi un 60% en la primera mitad de este año.

La producción diaria actual, que ronda los 380.000 barriles, se espera que llegue a los 800.000 en los próximos años. El mes pasado, sus exportaciones de petróleo se dirigieron principalmente a Holanda y Panamá, y gran parte de estas se reexportó después a la costa oeste de Estados Unidos, de acuerdo con S&P Global.

En septiembre, Guyana abrió las pujas para otros 14 bloques petrolíferos en alta mar disponibles para exploración y desarrollo, y seis empresas presentaron ofertas. Entre ellas estaban ExxonMobil — que volvió a asociarse con Hess Corp, de capital estadounidense, y con China National Offshore Oil Corp — y la francesa Total Energies, que se juntó con empresas en Qatar y Malasia.

Mientas la industria petrolera de Guyana ha florecido, la venezolana se ha hundido. Venezuela tiene las mayores reservas probadas de crudo del mundo, pero su industria petrolera se ha visto afectada por años de mala gestión y por las sanciones económicas contra la empresa estatal luego de la reelección del presidente, Nicolás Maduro, en 2018, que fue considerada ampliamente como fraudulenta.

Con datos de RTP Mundo y agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio