Logo800

Bolivia importó 442,6 toneladas de tomate entre enero y marzo de 2024

Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Telegram
Email
Imprimir

Entre enero y marzo de este año, Bolivia importó 442.627 kilogramos (442,6 toneladas) de tomate, entre frescos y preparados, de cinco países por un valor de 788.777 dólares. De este total, Perú fue el principal proveedor con 403.223 kilogramos (403,2 toneladas), que en términos de valor significó 756.715 dólares, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Las importaciones de tomates en el país han mostrado variaciones desde 2019. En ese año, el país importó 10.450.468 kilogramos de tomates, con un valor total de 839.806 dólares. Para 2023, estas cifras bajaron significativamente a 2.125.816 kilogramos y 3.381.113 dólares, respectivamente.

Las principales fuentes de estos tomates importados incluyen una variedad de países, siendo Perú el proveedor más destacado en 2023. Bolivia importó 1.192.826 kilogramos de tomates frescos y preparados o conservados de Perú, con un valor de 2.115.422 dólares. Esta cifra es considerablemente superior a la de Brasil, el cual exportó el año pasado 798.757 kilogramos de tomates a Bolivia con un valor total de 1.148.571 dólares.

VARIACIONES EN PRECIOS

El precio del tomate perita híbrido importado ha experimentado variaciones significativas desde 2019. Inicialmente, en 2019, el precio promedio era de 3.07 bolivianos por kilogramo. En 2023, el precio descendió a 2,4 bolivianos por kilogramo, lo que podría indicar una estabilización o un aumento en la oferta. Sin embargo, un cambio dramático se observó en junio de 2024, cuando el precio promedio subió a 10,32 bolivianos por kilogramo. Este aumento súbito puede ser atribuido a factores como la sequía, las heladas y el incremento en los costos de insumos agrícolas como semillas y fertilizantes, que son importados con dólares.

IMPACTO EN EL MERCADO

El aumento en las importaciones y los precios internacionales ha tenido un impacto directo en los mercados locales de Bolivia. En mercados como el Rodríguez y el

Sopocachi en La Paz, el precio del tomate ha oscilado entre 5 y 6 bolivianos por libra en las últimas semanas, un aumento significativo respecto a los tres bolivianos que se observaban el mes anterior.

Mientras que, en Cochabamba, desde febrero de este año, el precio del tomate subió en 11 oportunidades; ese mes, la caja de dos arrobas (50 libras) costaba 20 bolivianos, ahora se comercializa en los centros de abasto mayoristas a 240 bolivianos promedio.

Esta alza en los precios locales ha sido atribuida a una combinación de factores, incluyendo las condiciones climáticas adversas y el aumento en los costos de producción.

COMERCIO INTERNACIONAL

El comercio internacional también muestra tendencias interesantes que afectan a Bolivia. Datos de FreshFruit, reportados por agroperu.pe, indican que, en el primer trimestre de 2024, Perú exportó 4,037 toneladas de tomates, con un valor total de 7,3 millones de dólares. De este volumen, el 8,5 por ciento se dirigió a Bolivia, equivalente a 311 toneladas valorizadas en 622 mil dólares.

(Los Tiempos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio